INTERVENCIONES MEMORABLES E HISTÓRICAS (II)

25.08.2015 19:48

En no pocas ocasiones se ha afirmado que el arma más poderosa con la que cuenta el ser humano es la palabra.

No seré yo quien ose ir en contra de tan sabia y profunda reflexión. Entre otras cuestiones por cuanto creo firmemente en ella.

Históricas.

Así es como podríamos definir algunas de las implicaciones o consecuencias que a lo largo de la historia han provocado determinados discursos.

Unos por la firme creencia en las palabras que los conforman, otros por la valentía demostrada en quienes tenían la responsabilidad de ofrecerlos al mundo, algunos como consecuencia de intentar lograr derechos pisoteados a lo largo de siglos por la injusticia y desigualdad, los menos por la identidad de quienes los formularon en beneficio de los más necesitados sorprendiendo a propios y extraños...

 Aun habiendo magníficas demostraciones del poder de la oratoria, se han seleccionado cuatro por su relevancia en alcanzar los auténticos valores humanos, merecedoras por tanto, de la ilustre etiqueta con la que se ha titulado la presente nota.

 

La segunda de ellas, y al hilo de la interesante y sorprendente novela ("El viaje del arcángel", abril 2015 Kolima Books, www.luisangelpernia.com), hace referencia al discurso que otro agraciado con el Nobel de la Paz pronunció en 1989 en Oslo, a la entrega del premio.

Como ya se ha mencionado anteriormente, varias son las circunstancias que hacen que un texto sea significante. En este caso, el Dalai Lama nos invita a realizar serias y profundas reflexiones (1).

Conceptos como “paz interior” y “felicidad humana” se tornan en su oratoria claves para el devenir de nuestra especie, estando en nuestras propias manos el poder alcanzarlas.

Reflexivo.

Y es precisamente este aspecto el que debe ser digno de mención, independientemente de la enorme bondad que manifiesta en varias partes de su discurso, ya que hay que empezar a abandonar la tesis que la responsabilidad sólo reside en nuestros respectivos líderes o en quien ha sido escogido para desempeñar una tarea determinada, sino que es responsabilidad de cada persona, y en consecuencia, el cambio se logrará cuando cada uno de nosotros, de manera individual, hayamos conseguido alcanzar ese estado de paz interior, lo que definitivamente redundará en alcanzar la verdadera felicidad.

_______________________________

(1) www.casadeltibetbcn.org/es/la-casa-del-tibet-dalai-lama/discurso-del-premio-nobel-de-la-paz-1989

 

Twittear !function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src="//platform.twitter.com/widgets.js";fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,"script","twitter-wjs");